Noviembre del 2005


SAN JUAN POESIA / andrés camacho

Publicado en ANDRES CAMACHO el 30 de Noviembre, 2005, 13:42 por adrian campillay

ANDRES CAMACHO

Memoria o lenguaje

Decir que estás ahí, no me sirve –lo intuyo;
nunca pude poseer de ti
más que un solo fragmento que hoy,
se pierde en la densidad de mi memoria:
¿memoria o lenguaje?; pero
¿de que me valen las imágenes y las palabras,
cuando hoy en nada puede distinguirse
de aquel otro día antes en que te tuve?
-¿Te tuve?-

Algo de esto pasó muchas veces,
pero, esta vez,
quisiéramos no saberlo a ciencia cierta.

Algo de esto me duele, pero no importa; mi dolor
se queda conmigo –por un rato más o mayor-,
y no va
en palabras ni gestos con mi lector.


La Poesía

¿Qué es la poesía sino versos
que no alcanzan, jamás nunca,
esplendor de sufrimiento?
     Quizás sea un callejón
proyectándose en abismos de interrogantes,
o tan sólo sea un andar errante ,
tras venir de malas ganas,
pateando las sombras de una suerte
cada vez más lejana.

-No lo sé, pero de seguro habrá otros...

Torbellinos de luces incandescentes, pálidas, nocturnas;
el fuego del astío urbano,
o los ciudadanos del silencio voráz, infrahumano;
trabalenguas y acertijos en comunión
dando trancos y adentrándose
en iglesias abarrotadas por las inconfundible soberbia
de los iconos sangrantes
en delirios de santidad o de profetas.

¿Conjugar la eternidad de la belleza
en el ojo vacuo de los anales sin memoria;
o en un mundo que no va con perdonar las distracciones,
los excesos, los míticos estertores,
las opacidades y la nada?

En fin: Todo es fuego, polvo y nada.

Las paredes

Las paredes de la ciudad se ruborizan al alba
saben de las vigilias de neón
de las palmadas policiales asesinas de sombras fugitivas
de las veredas sucias que acunan la miseria
de los perros garrapatientos, bajo el sol

ellas son testigos de los amores que llegan a su fin
en los orgasmos del amanecer entre los árboles,
de las acequias que destilan lágrimas de perdón fingido
del crepitar de las hojas sobre las baldosas perdidas
del trajinar sonámbulo de los esclavos de la libertad
de los baldíos que ocultan violaciones entre sus escombros
de las ventanas que escupen plagas de maldiciones
de las tabernas que vomitan melancólicos borrachos
contra los automóviles confesionarios de la cápsula infiel
y de las calles que se adormecen
ellas
las paredes
son las enemigas de los fusilamientos innecesarios
el orinal de los excesos
el rasca-lomo de las gatas floras
el coro silencioso de un arte idiota y servil,
y la fuente de inspiración
de una conciencia que
tarde y pronto
su vacua    trascendencia     ha comprendido.

Dialéctica de lo imposible

Entre realidad y deseo,
el cuerpo gira alrededor de un eje grávido y lejano,
propiciando la secreta contemplación
de no tenerla, de no sentirla,
de conjugar todos juegos
y los espacios acotables,
tras venir de cobrar conciencia
de la implacable ausencia que
del todo hace
un reflejo inaprensible,
en una dialéctica de lo imposible.

Oscar Navarro / Ramiro Tapiz - CAPSULA / mendoza-poesía

Publicado en oscar navarro el 30 de Noviembre, 2005, 13:24 por alejo69

CAPSULA / Ramiro Tapiz y Oscar Navarro

concavidad balsámica
en ella tres triángulos
tornasolados
y una bolita japonesa.
Tintineo,
embosco la decisión
se reinicia el ciclo permanente
el despellejar quebradizo
en la matriz del pensamiento.

Ramiro Tapiz


Seco
como un esqueleto en el desierto
bajo el sol.

La extraña luz
de las aves negras
en danza.

Oscar Navarro

....
Absoluta fluidez
de la lengua;
espanto temprano
rígido deber
anhelo.

Radocápsulas;
que se disuelven
en la vulva pringosa.
Eso pido.

....
En la penumbra
las sombras y sus cuerpos
como mujeres mudas
que no gritan.

Han callado.
Han rendido la conmoción.

......
¡Quitina,
he bebido tu azucar!

Deformo
hasta endurecer
sin olvidar
el jarabe inicial.

Un sol recién nacido
es la imagen
de la materia acertada.

Pronto vendrá un
enjambre
a devorar el tiempo.

....
Tácito destino
el humano viaje.

Un lenguaje diminuto
lo comprende.

....
Chistido voluntario
caparazón con perlas
incrustadas
juegan la adivinanza.

Guia la razón
el destino del árbol.

La humanidad
adeuda comprensión.
Clorofilas eternas.

Las arcillas no cambian
hasta después
de muchísimo tiempo.

Arenas finitas
del reloj.

....
Sangres extinguidas
dejan fuertes
formas osadas.

Tres soles
que disputan un cielo.

....
Juguete neutro
reflejo temporal adentro
prisionero.

Océano
que ocupa los espejos.

E inunda
las concavidades de ébano.

El pasajero brillo mecánico
quiere hablar.


TEXTOS extraídos del libro CAPSULA

Ramiro Tapiz / Oscar Navarro

Q editorial, 2003 / Mendoza, Arg.

NARRATIVA SANJUANINA / ernesto simón

Publicado en Ernesto Simon el 30 de Noviembre, 2005, 10:14 por adrian campillay

Maleficios modernos

Le enseñaron la traición como una de las formas de la verdad, como el modo más fácil de encontrar la luz que nunca le fue afín. Días y noches, y más tarde semanas completas, lo empeñaron en una sola obsesión: encontrar el camino que lo lleve a la felicidad. Pero había tomado un mal camino, muy malo, el que le indicaron sus antecesores, delincuentes de mala muerte que terminaron sus días en una cárcel del sur. Bien al sur. Donde las figuras casi no proyectan sombra porque los días son todos grises.

Aprendió que una puñalada artera es la forma más sencilla de hacerse respetar. Los bares de los suburbios modernos fueron su guarida. El sitio perfecto para demorar la vuelta a un hogar que nunca tuvo del todo. Suburbios modernos, ya no de dominio de guapos y malevos, sino más bien tierra de nadie, como todo lo contemporáneo.  

Una noche calurosa y quieta decidió abrir fuego en una taberna de poca monta. La vida lo había enfrentado a un hombre más furioso que él. La primera bala erró su suerte. Cuando iba a disparar por segunda vez, sintió un ardor en la boca del estómago. Sospechó que la muerte no se haría esperar. David Mc´Dilon, el hombre que nació al sur, cayó al suelo, víctima de una bala rápida, más rápida que su vista y que el reflejo del que alguna vez hizo alarde.

Mientras todo se nublaba, y él caía, pensó: soy el hombre más malvado de este siglo, ¿entienden?, no van a terminar conmigo dos balas de mala muerte.

La silueta se desploma en cámara lenta, ese viejo recurso del cine y de la muerte, y sus huesos tocan por fin la música predilecta de los asesinos. Traigan a un regimiento si es que quieren terminar conmigo, porque de lo contrario no van a derribar a este roble que ha crecido al sur. Mc´ Dilon sintió la anestesia infalible de la bala dentro de su cuerpo. Soy David Mc´Dilon, el hombre que nació al sur, bien al sur, donde las figuras casi no proyectan sombras porque los días son todos grises. Creyó que las palabras salían de su boca desgarradas, en un grito poderoso, que todos en la taberna escuchaban.

Luego la ambulancia, sirenas, luces rojas revoloteando en la espesura de la noche, y gente alrededor murmurando naderías. Un médico de hospital terminó con el ardor interior. Sacó la bala, y lo curó. Ocho días más tarde, David Mc´Dilon estaba agradeciéndole al hombre bonachón y viejo, de estatura baja, que le había salvado la vida.

Malbran, el hombre resentido que quiso matarlo, buscó la manera de llevarlo al final de su camino. Consultó a una pitonisa que se había dotado de alguna fama después de haber pronosticado la muerte del capellán de Ñacuñán, un pueblo cercano a casi todas las ciudades del mundo, donde nunca pasa nada, o, mejor así, casi nada.

La pitonisa le pidió una foto de su enemigo y preguntó por qué lo odiaba tanto. Malbran la miró con desprecio. David Mc´Dilon mató a mi hermano, lo mató por dinero. Alguien lo contrató para que él lo mate, ¿entiende usted eso? Cuarenta y cinco, tal vez cincuenta años de rencor se alojaban en la mirada de Malbran.

La pitonisa asintió. Entendió el odio y el pedido de aquel hombre. También entendió otras cosas que sólo descifran aquellos que alguna vez conversaron con la muerte.

Malena hizo poco, tal vez nada. Acudió a maleficios modernos que antes nunca habían fallado. Invocaciones y prácticas oscuras, que matarían al propio demonio, cayeron sobre la foto y el espíritu de Mc´Dilon. Pero la fuerza, el azar, o tal vez la suma de ambas cosas, hicieron que nada de todo esto acabara con el hombre nacido en el sur. Los males no surtieron efecto y David seguía vivo a pesar de los artilugios que la mujer intentó asestarle.

Se sabe que el destino suele ensañarse con las personas sin suerte, y que la vida es más dura para con los que nacen en las orillas de una ciudad cada vez más furiosa y centrífuga como ésta, que todo se traga y todo lo extermina. Los caminos de David Mc´Dilon y Malbran volvieron a cruzarse, tal vez porque los dos así lo quisieron. Y como ambos buscaron un final, puede ser que el destino no tuvo nada que ver con esto.

Otra vez se trabaron las miradas de odio. Ahora se revelaba el rencor inmemorial que había hecho cada vez más agrio el pasar de estos hombres. Uno de los dos saldría muerto. Ninguno iba a correr el riesgo de dejar con vida al enemigo. Uno caería. El otro seguiría arrastrando para siempre el amargo estigma de ser un asesino.

Y así fue. Es así como terminan estas historias acaecidas en suburbios modernos, ya no de dominio de guapos y malevos, sino más bien tierra de nadie, como todo lo contemporáneo.

Uno sintió que estaba vengando a su hermano asesinado. El otro pensó que era el hombre más malvado de este siglo, y que no iba a terminar con él una bala de mala muerte. Y también recordó que tendrían que traer a un regimiento si es que quieren terminar conmigo, porque de lo contrario no van a derribar a este roble que ha crecido al sur. El ruido del disparo y el olor a pólvora se apoderaban de la escena.

Esta historia no ha sido contada antes, sin embargo es conocida por muchos en Ñacuñan City y en algunas ciudades aledañas. Nadie cuenta quien de los dos cayó, porque es mejor así. Lo que se olvida, se muere; y casi todos quieren olvidar aquellos días de furia ocurridos en un lugar lejano ubicado al sur. Bien al sur, donde las figuras casi no proyectan sombras porque los días son todos grises.

Extraído de "HOMBRES MODERNOS". Autor: Ernesto Simón. Ediciones EL NISPERO, 2005.

Malas noticias de TILCARA

Publicado en General el 30 de Noviembre, 2005, 9:55 por Luis F. Cabrera (desde Tilcara)

Argentina  - Despojos y atropellos en  Tilcara, Jujuy y quien
sabe cuantos otras tierras que desconocemos.

ARGENTINA   Quebrada de Humahuaca
Quebrada de Humahuca -Jujuy. Declarado Patrimonio de la Humanidad por
la  UNESCO.
Todo
s los que puedan escuchar:
Esto nos llega de Tilcara.- Por favor, reenvíenlo a todas las
direcciones de mail que puedan, para hacer el suficiente barullo que quite la
impunidad que las distancias y el olvido dan a todos estos salteadores y
"colonizadores".

"Estimados Amigos de Red Latina Sin Fronteras:
Mi nombre es Luis Fernando Cabrera, soy tilcareño y estoy muy
preocupado por lo que nos está pasando, desde que se declaró Patrimonio de la
Humanidad
,Tilcara está sometida a este despojo de tierra, ya nada es como antes.
En estos últimos días aparecieron gringos, hippies con tatuajes (perdón
por la expresión), con papeles de compra y venta de tierras, están usurpando
canchas de fútbol, quintas, cercando lugares que siempre nos
pertenecieron, aduciendo a que son de ellos, sacando a gente humilde sin piedad. Son
tierras con historia, con más de 500 años que fueron nuestras.
Hoy todos extraños están ocupando Tilcara, construyendo hoteles, la
inseguridad está creciendo, ya no podemos salir a la calle, no podemos
dejar las puerta abiertas, como siempre lo hacíamos...
Gente que vivió toda su vida, sembrando, criando ovejas, hoy está
siendo desalojada por estos gringos con plata que con un papel de compra y
venta falso, nos quieren quitar lo poco que nos pertenece.
Los tilcareños necesitamos ayuda, que se investigue todo esto, ya no aguantamos más,
queremos que se vaya toda esta gente extraña.

Les pido encarecidamente y con el corazón humilde que tenemos, nos ayuden. Nosotros no podemos hacer nada contra este aparato más poderoso que nuestra simpleza de ser
tilcareños. Estos son algunos de los datos graves y preocupantes: Sabina Gregorio, Albina Gregorio, Leonarda Gregorio de Alfarcito, terrazas de cultivo legadas por los incas, están siendo depojadas por la familia Alvarez Prado (terratenientes). Calle Sorpresa de Tilcara, familia Flores Olmos, despojada por Alvarez Prado, después de 85 años de mantener una tierra. Comunidad aborigen de Villa Florida: están siendo despojados, Zambrano (gente extraña), comunidad del Huasamayo: ya fueron despojadas varias familias, y hoy nos quitan la cancha de fútbol donde juegan 600 deportistas del pueblo.

Club Atlético Terry despojado de una tierra para el deporte por personas desconocidas que compraron en esta semana estas tierras a quién sabe quién, y el lunes 9 de mayo fueron alambradas y cercadas.

Barrio Usina: familias enteras están siendo despojadas de sus tierras por terceros. Todos estos vienen con papeles de la ciudad. ¿Qué podemos hacer?, ya no hay justicia para nosotros, ¿qué pasará mañana en Tilcara?, toda esta gente nos maltrata con palabras tales como "coyas", "negros sucios", etc.

Palabras improducibles.
Gracias por Difundir esta grave preocupación.

Un Abrazo enorme y un sincero saludo desde Tilcara - Jujuy -
Argentina."

CARNE DE CAÑON adrián campillay

Publicado en Adrián Campillay el 30 de Noviembre, 2005, 2:26 por alejo69

CARNE DE CAÑON 2004/2005 (poesía inédita)

Sobre la fragancia de esta ciudad

doy fe

no haber vivido

más que horas

sin retorno

lugares sin recuerdo

recuerdos sin personas

a mi alrededor

la memoria

hiere

en cada clavo

la sustancia

de una mentirosa

cristiandad

campanadas

de las que huyen

los pájaros

y un castigo

sonámbulo

golpeando las puertas

—¿qué habrá en esa voluntaria

e involuntaria aceptación

del sometimiento? —me pregunto.

mientras me alejo no para siempre.

....................................................................

Todo animal desconoce su límite.

La lucha es vivir o morir.

Elegir un rito. Cancelar

la respuesta programada.

Aunque exista la jaula del futuro

y hasta su alma

sea

prisionera

del tiempo.

....................................................................

cuerpos que por fin huyen

recogen sus huesos para no huir

sin lo poco que les queda

el ruido de huesos al caer

y la esperanza

colgando

de uno de esos sonidos

secos.

.......................................................................

me gustaría mirar el barrio y decir

su luna todavía puede estremecerlos.

hay poesía en su manera de morir.

.....................................................................

y el cuerpo sin nombre es una   l   e   j   a   n    í    a .

Hay un hombre que siempre se es.

va en la sirena de un barco.

sonido despedazado.

inquieto y triste en ese desencuentro

naufragio sin tormenta que hay en los años

en puertos a donde nunca se vuelve

o aquellos en cuya sombra amanece

siempre                                      lejos                

y sin rostros.

...........................................................................

Cae lo oscuro.

Llueve en la calle.

Sobre la redonda agonía del mundo

está tendida la claridad.

Me inicio en la noción

de una podrida sala de pensamientos

pero cuya boca de niño grita ahogada

y nos naciera en toda el alma.

Y ya que                       toda la tristeza posible.

Si dolieran los ojos al mirar, sería poco.

Este dolor tiene la altura de un siempre.

O de un nunca.

..............................................................................

Soñando despierto

sentado a esta calle

pienso

vuelvo

a la niñez

pan de los días

¿cuándo cambiarás?

¿o serás

siempre

sonámbulo

estertor

en tripas

huesos que la noche trae para siempre?

el mismo sueño vuelve

pero sólo ahora son perversas mis intenciones

mi piel ha mutado el pan es piedra

y permanece

hace tiempo el almuerzo fue cancelado

a éste le siguió desayuno de lágrimas

la alegría volverá

sentado

aquí

no he vuelto

sino que

sigo

despierto.

visite SIGLO ARTAUD

búsqueda en GOOGLE

LEER las flores secretas / ADRIAN CAMPILLAY

más sobre Adrián Campillay (clic aquí)

visite EL OJO DEL SUR cuyo y poesía

DESEIERTO / rock y poesía (clic aquí)

GERARDO DAVID CURIA / quebado azul / Bs. As.

Publicado en GERARDO CURIA el 13 de Noviembre, 2005, 8:25 por adrián campillay

Parque Centenario

Parque Centenario

es un círculo imperfecto

donde ha nacido un árbol diagonal.

Y en la copa del árbol

             amarillos que derivan en blanco

                              profundo de verdes,

                                        líneas de opaco marrón.

                              En el centro

                     quietos nidos de celeste

                                          y más allá

                                          los tonos se confunden

y caen

hacia el carozo de sombras.

....................

Los ojos de la vaca

Los ojos de la vaca

como dos pozos

profundos de la noche

miran la luna

en el silencio de los pastos.

Y

ni siquiera el aire

se mueve en la ausencia

hueca de la pampa.

Más allá

un árbol negro de la sombra.

.................

Una mujer

Una mujer

acaricia la cabeza

de los dragones de Comodo

que viven en el traspatio de su casa

cerca del agua,

si embargo

no se atreve

a tocar

su propia entraña

donde late la bestia

.....................

Un hombre

Un hombre

construye la felicidad

en un patio de baldosas rojas

y a veces

se cansa

de su propio esfuerzo.

....................

Quebrado azul

a Alejandro Mendez Casariego

En el faro mayor de Buenos Aires

se quiebra el azul en arcoiris grises

que tocan a un hombre del insomnio

a la altura del asfalto sucio,

allí,

donde la sombra carga su soledad

como una astilla de carozo

condenado en el centro

de su propia existencia,

y el color se vuelve plomo, herida,

y el viento arrastra

esa humedad de barro.

Figura trasnochada

junto a mendigos que duermen

y el sol que amanece en gorriones de polvo,

silueta de edificios.

Quebrado azul

y la calle ancha

camina hacia el lejano puente

que atraviesa el Riachuelo,

en el límite último de las fábricas secas

donde viven las ratas

y el silencio es un chirrido de óxido

en el hierro de la máquina quieta.

Y el azul quebrado

penetra en los ojos del alma

donde reside la memoria de los muertos

con sus huesos como flores de luto

con su polen de miedo.

Y en la última esquina

el azul que quiebra en rojos

hacia el tórax,

metal en la entraña.

Asesinos con quince pesos en la mano.

Quebrado azul,

y más allá,

sobre la línea del sur y del oeste,

hacia el agua cae la calle,

el cuerpo endurecido de golpes de la noche,

hacia el negro del río.

En la costa gritan eriales cancerberos.

Azul,

azul quebrado, Buenos Aires,

justo en la médula

que trama el abandono

su exquisito desconsuelo,

donde te mirás la tristeza

con tus piernas abiertas

y tu húmedo pubis de borrasca infinita,

puta ciudad de la agonía.

Azul,

quebrado azul.

Textos extraídos de "QUEBRADO AZUL", Gerardo David Curiá. Ediciones Patagonia, Bs. As. 2004.

ACERCA DEL AUTOR:

Gerardo David Curiá nació en San Pedro (Pvcia. de Buenos Aires) en 1968. Publicó (además de Quebrado Azul) el poemario "Sol, Iris, Sueño (1992) y la colección de relatos "Crónicas de San Acustio (2002). Conduce junto a Clara Vasco y Héctor Hurruspuru ell ciclo de poesía MALDITA GINEBRA.

más textos de Gerardo D. Curiá en EL OJO DEL SUR (pulse aquí)

más datos del AUTOR (clic aquí)

Julio Carabelli / TEXTOS

Publicado en OTROS el 12 de Noviembre, 2005, 15:08 por alejo69

El poder de la mente

-¿Y si los dos pensamos en un tsunami?

- No sé, podríamos probar.

- Y ambos se toman la cabeza con las manos como una manera de concentrarse lo que les impide ver la ola gigante que, arrasando con los árboles de la plaza, penetra en la galería comercial, destruye el teatro, la iglesia, y entra al bar en el que ellos buscan un motivo para no pagar la cuenta.

 -------------------------------------------

Fue a raíz del sismo que en aquel cuadro se movieron todos los elementos formando a Picasso

Recién  cuando vio caer a Goliat, Miguel Angel se convenció de la  excelencia del mármol de Carrara.

Aquel fin no justificó ni medio.

Al despedirse, el mago, desapareció.

Ante la orden de Herodes, los reyes magos dejaron los porros en la carpintería.

-------------------------------------------

Al fin el Paraíso es un infierno, dijo el monje flagelándose.

 -------------------------------------------

No creo en el Hombre definitivamente no creo en él y pienso que de existir vida en otros planetas el ser humano es una seria amenaza para cualquier tipo de civilización por eso es que nunca cuchara de madera y no le estreché la mano al viejo sauce que recibía a la gente en la entrada del subte bajándome del colectivo decidido a terminar con Mabel quien a pesar de saber que jamás iría me tenía preparados los barbarismos y mi pantalón favorito con el cual terminada la escasa cena entré a la universidad para que mis degradados alumnos supieran cómo salir de allí en bicicletas de silencio para tapar con un gran cristal el cuerpo degollado de Mabel.

El me miró a los ojos y sólo dijo:- apunte bien, va usted a matar a un hombre- y obedecí, obedecí como siempre, como me enseñaron.

Mi vida fue sencilla, cómoda diría, ya que lo único que yo tenía que hacer era seguir las indicaciones, las órdenes y aquel hombre me facilitó enormemente la tarea. Es difícil, aunque provenga de una orden, matar a un hombre y mucho más a un hombre al que no se odia ¡qué digo odio! si yo ni lo conocía y lo poco que sabía de él no me molestaba, casi diría, si no temiera represalias, que eso de venir a Bolivia a pelear por los pobres dejando las comodidades de su cargo, era algo que yo no entendí y no entiendo, pero creo que cada hombre debe cumplir con su destino como yo cumplí con el mío apuntando bien, como él me había ordenado.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

ACARCA del AUTOR:

Julio Carabelli nació en Buenos Aires en 1940. Cofundador del Grupo Literario  "Además" y del Grupo "Poesía Peregrina". Fue Secretario de la Fundación Argentina Para la Poesía.Es autor de una vasta obra edita e inédita. Para más datos biográficos consulte el siguiente vínculo: JULIO CARABELLI DATOS BIOGRAFICOS.

más TEXTOS de Carabelli en EL OJO DEL SUR (pulse aquí)

DESIERTO rock y poesia

Publicado en General el 10 de Noviembre, 2005, 9:59 por nexus editor

Rock, poesía e imágenes. Es la propuesta de la banda sanjuanina DESIERTO. Se está distribuyendo un disco/demo, el cual contiene cuatro temas, grabados en etudio EL HORNITO, bajo la asistencia de Sergio Manganelli. La banda está integrada por: Guitarras y voz: Leonardo “Ticon” Almazán. / Bajo y coros: Gustavo “Gato” Reinoso. / Batería y coros: Rafael “Faelo” Morales. El disco está acompañado de una interesante y cuidada gráfica, la cual contiene las letras de los temas, para verla en su totalidad más otros datos de la banda sólo tenes que pulsar AQUI.

noticias de POESIA

Publicado en General el 3 de Noviembre, 2005, 12:09 por alejo69

HACEMOS PUBLICA LA SIGUIENTE INVITACION:

Se lo invita a participar de la presentación del libro del escritor sanjuanino
Adrian Salas
Premio Federal 2003 / primer premio poesia
Edicion del Programa Federal de Cultura del CFI
el día Viernes 18 de Noviembre, en la Antigua Bodega, San Juan, Capital
desde ya se agradece su presencia

.............................................................

POEMA DE MUESTRA:

entre tanta iluminación pomposa
todavía no encuentro la manera de gastar aquellas miradas
-y eso que eras monaguillo. sonríe ella.
-y eso que eras milano. tiemblan los gorriones.

si a veces me gustaría sacar a pasear contingentes de insomnes,
mostrarles que afuera llueve menos
(es que tendría que decir "duele", o menos)

-y eso que eras todo un iluminado. susurra algo.
-y eso que quema puede seguir arrasando bosques.

telepata 1

Publicado en Silvio Campillay (dibujos) el 1 de Noviembre, 2005, 12:38 por alejo69