Abril del 2006


CLARA VASCO - 2 poemas

Publicado en Clara Vasco el 28 de Abril, 2006, 15:12 por ADRIAN CAMMPILLAY
LAS AVES

El ya no vive cerca
Se mudó a otra mujer

Sus brazos se alargan con la lluvia
Para tocar el desamparo de las aves
En los puertos por donde viaja su alma

Yo
Pasajera del día
Más frágil que las aves
Saludo a la distancia

El habita sin embargo en mí
Polizonte
Hace maniobras en el agua de mi cuerpo

La tarde se ha puesto transparente
Es un sombrero de copa
La hojas anidan en el pavimento
El frío es un cuerpo que canta
Julio 2005

EL AMOR QUE DEJASTE ESCRITO
A Juan Antonio Vasco, mi padre.

Las hojas de la memoria las tazas de café
cuando tu amor impregnaba la calle French
el jardín, el cantero, y el lomo de los gatos
acariciado por tu pensamiento convertido en brazos
en pierna, en tambor.

No hay ausencia (estás en el mundo)
palabras de aire, palabras de fuego
dejaste escritas en la piedra del mundo
dejaste escritas tus mañanas
tu perfume de campo
de escuela primaria
de alumno

Dejaste escritas
la pasión de tu cabeza feroz, de tu corazón feroz
de tu alma
escrito tu amor en las hojas en el níspero
(en tus hijas, en tu mujer)
escrita tu elegancia de caballero, de maestro, de hombre

Tus abrazos imposibles los mandaste por carta
por transatlántico
a tus amigos
A todos nos llegaron
desde la silla inmóvil
y con la miel de tus cartas sembraste una red
que hoy sostiene las caídas de todos los abismos

Cómo hiciste
mi querido
para darme la mano a los 12 años
cuando me escribiste un poema
cómo hiciste para hacerme mujer
desde esa silla

Ya no tengo miedo
todo tiene un sentido
todo vale la pena
me explicaste:
la vida es para internarse a fondo en su corriente
no importa qué cosas se interpongan
que el río arrastre cadáveres, maderos
ramas de tormenta
que se despeñen rocas
cuchillos
o gárgolas negras

Estamos aquí para vivir
Estamos para ser lo mejor de nosotros
A tu salud
Brindo
Noviembre 2004

Más textos de CLARA VASCO

TOMA UN CIGARRO

Publicado en Adrián Campillay el 25 de Abril, 2006, 12:15 por alejo rives

por Adrián Campillay

Un poema de Eduardo D`anna

Publicado en Eduardo D`anna el 25 de Abril, 2006, 11:05 por adrián campillay

OESTERHELD

 Fundaste la historia de la destrucción

de nuestro mundo. La hiciste

posible. Pereciste en ella.

Es verdad que ya no existe todo eso.

Es verdad que algunos sobrevivimos.

Es verdad estás en otra parte

hablando de la maravilla

desaparecida.

Eduardo D`anna



más poemas de Eduardo D`anna en EL OJO DEL SUR

ACERCA DE EDUARDO D`ANNA

ACERCA DE HECTOR GERMAN OESTERHELD

VOLUMEN 3 - José Campus

Publicado en General el 21 de Abril, 2006, 13:30 por adrian campillay

HOY 21 de abril, el poeta y dramaturgo sanjuanino

José Campus persentará su tercer libro de cuentos:

VOLUMEN 3.

El acto se desarrollará a partir de la 19,30 hs.

en la Facultad de Filosofía Humanidades y Artes de la UNSJ,

ubicada en las intersección de las calles Ignacio de la Rosa y Sarmiento.

La presentación estrará a cargo de la Profesora Delia Beatriz González,

quien es además la prologuista del libro en cuestión.

LOS ESPERAMOS.

TEXTOS de José Campus (clic aquí)

TERCERA TRIMESTRAL

Publicado en General el 20 de Abril, 2006, 13:49 por adrian campillay
Amigos: Quedan invitados a la tercera muestra que organizamos en La Mandorla.
La inauguración será el 21 de abril a las 21hs.
La muestra va a durar 10 días (del viernes 21 al domingo 30)
y el horario de visita es de 20 a 23 hs.
Los esperamos!

INTERIORES poetas del país 2006

Publicado en General el 5 de Abril, 2006, 11:36 por adrian campillay
El primero del año !!!

vení a encontrarte con
BEATRIZ VALLEJOS !!!
-Santa Fe-
Como ella no puede venir, la trae,
desde San José del Rincón, Rosa Gronda en un video
También le prestan sus voces, Celia Fontán y Paulina Vinderman

Te invita:
Ciclo de poesía
INTERIORES -POETAS DEL PAÍS-
Por esta única vez, en:
Facultad de Farmacia y Bioquímica
Junín 956 – Planta Baja a la derecha, ahí nomás
(habrá carteles indicadores)
Ciudad de Buenos Aires
El sábado 8 de abril de 2006 - 18 hs.
Dos poemas de muestra:

Ánfora de Kiwi

Palabras creadas por las manos

el barro es otra estrella

paciente pensamiento del fuego

reconozco mi corazón 
 

Acaso la hiedra

¿Tocó ella a contar sin mirar?

¿Acaso la hiedra

que la sombra amorosa retenía

no sostenía el muro acaso

no sostenía su contar

para que nadie la llamara

sólo, implorando

porque la hiedra sostenía la sombra

y el muro sostenía su contar

que

      era
            un canto?

ACERCA DE LA GUERRA

Publicado en Adrián Campillay el 3 de Abril, 2006, 15:10 por adrian campillay

Sobre dos cuestiones quiero hacer hincapié para referirme a los hechos que se conmemoraron el pasado 2 de abril. Primero, acerca de los responsables de la aventura bélica que terminó por privar de sus a hijos a tantas familias argentinas. Sin duda la guerra iniciada por la dictadura comandada en ese momento por el asesino Galtieri, marca el último tramo de los crímenes cometidos a lo largo de los 7 años del llamado Proceso de Reorganización Nacional. Un manotazo de ahogado en el momento en que sus roídas estructuras se debilitaban y comenzaban a salir a la luz las atrocidades y las mentiras. Nuestros hermanos, chicos de 18 muchos de los cuales habían recibido apenas unos meses de instrucción fueron al campo de batalla dirigidos por cobardes torturadores, quienes daban instrucciones a kilómetros de distancia de los enfrentamientos y, como era de prever, tampoco dudaron a la hora de torturar a su propia tropa, tal como lo revelan los casos de soldados estaqueados. Esto sin contar el hambre, la falta de equipos adecuados y la abismal desventaja técnico-militar. Para cerrar esta primera cuestión, y como último eslabón en la cadena de los responsables de la matanza no debemos olvidar la participación de los Estados Unidos de América, quienes pusieron todo al servicio del imperio amigo, de la misma manera en que antes lo hicieran con la misma dictadura militar argentina en su (muy entre comillas) "guerra antisubversiva".

La otra cuestión es acerca de las victimas. Del pueblo argentino y las familias diezmadas por la guerra. Y sobre todo los combatientes que sobrevivieron a la larga noche de Malvinas, y trajeron consigo las incurables heridas, físicas, y también de otras muchas índoles. Sería importante reparar en la necesidad de una contención, en primer lugar material allí donde es justo y necesario. Una contención, y ya que aquí es imposible una completa reparación, que sea un puente, entre la memoria y el presente, sobre todo cuando la guerra sigue siendo entre los hombres moneda corriente, en otras partes del mundo. Reflexionar entonces acerca de los horrores de la guerra, por sobre el tema de la soberanía (más allá de la indiscutible justicia del reclamo), y extenderlo como preocupación por todos los que sufren los embates de la violencia militar en todo el mundo, sea probablemente hoy el primer paso para acercarnos a nuestras propias víctimas, a nuestra propia y particular tragedia.

Por otro lado, si miramos hoy los escenarios de la guerra a nivel mundial podemos advertir que quienes la sostienen son los mismos. Generales más, generales menos, siempre la banderita estrellada, y luego el cementerio.  

Adrián Campillay