Juan Carlos Carta / San Juan, Arg.

Publicado en General el 3 de Octubre, 2007, 22:30 por adrián_campillay

EL MURMULLO
-CRONICA DE UN DIA CUALQUIERA-
POR Juan Carlos Carta

PERSONAJES:
Doña Lidia
Doña Nelly
..
ACTO ÚNICO
..
UNO
El frente de una casa de barrio pobre. Todo es de un gris pastoso. No hay nada que dé sombra sobre el lugar y podemos suponer, que a la hora de la siesta, cuando da más sol, aquel sitio irradia calor de manera insoportable.

Dos mujeres se hallarán, durante toda la obra, sentadas una junto a la otra en sillas viejas y demasiado altas. Una de ellas, Nelly, es flaquísima y procede todo el tiempo con cierta timidez. La otra mujer, en contraste, es gorda y varicosa. A ella le llamaremos Doña Lidia. Es de lengua rápida y monocorde. Es también, visiblemente mayor que Nelly.

Sobre el piso, debajo de ellas, un trozo largo de manguera puesto de cualquier forma. Nelly siempre querrá tomarlo, pero nunca podrá debido a la altura de la silla.

Al comienzo, una voz en off que nos dice:

MAÑANA

Lentamente las dos se desperezan y llevan al mismo tiempo acciones rutinarias del despertar: limpiarse los ojos, enjuagarse la boca, peinarse, etc.

Un tiempo muerto. Después

Doña Lidia
...Y yo me pregunto Nelita cómo es que al caer el asqueroso esa noche ella ¡ay! ¡si usted la viera! así de novia tan bonita ella digo no lo sacó a los piques o le dijo le advirtió a su esposo que lo echara  a   las   trompadas ¡imagínese  el  lío  que  se armó!  Entre nosotros ¿no? que conocíamos la historia ¡imagínese el compromiso y la cara y la cara que tuvimos que poner cuando nos dimos cuenta que ella ni se dio por enterada y lo que es peor se hacía la huevona en su noche de bodas yo todavía no me puedo olvidar la cara del tipo en un rincón sin sacarle la vista de encima a la zonza esa con aquella cara de baboso y negro ordinario una cara y esto no es nada lo que le cuento figúrese que en un momento ella va hasta él y le ofrece suave como es un pedazo de torta ¡si! ¡con sus mismas propias manos! ¡a ese tipo! al asqueroso que todo el mundo sabía excepto el novio claro que la había agarrado contra su voluntad el muy hijo de su madre una noche cuando ella cruzó por el baldío a comprar carbón a los Riojanos y del escombro de la mugre le había salido el muy chimango con los pantalones bajos y el instrumento ya listo pobrecita usted no sabe como lloraba lloraba esa pobre mujercita ¡y ... había conocido la cara del diablo! estaba cubierta de barro y con la pollera rota rotosa la cara de su padre que estaba como loco y ella no quería decir quién había sido pero nosotros sabíamos quién había sido y su padre estaba como poseído y gritaba y yo le aseguro que nadie pudo pegar un ojo esa noche acá en el barrio fue terrible espantoso y asqueroso al mismo tiempo yo alimentaba una sospecha que vine a confirmar el día de la boda y es que cuando el Puraleche (así le llamamos acá) le mostró el instrumento a la Moni ella no atinó más que a una sola cosa bajarse los calzones y a disfrutar que la vida es una y después claro se hizo la mosquita muerta y armó todo el circo lastimoso era verlo al novio pobre hacerle mimitos y te quiero y te quiero bichito para aquí bichito para allá y no se nos iba de la cabeza  el   Puraleche  y  ella en esa circunstancia dejando que le rompieran lo que le rompieron y una no se lo permitía no no no no no no no pero la imagen aparecía una vez y otra y yo que soy bien educada  por mis padres que en paz descansen pensaba que esa niña cuyo padre tiene otra mujer hijos por ahí esa chica digo no podía aspirar más que a ser una reverenda puta ¿no? ...

Pausa. A Nelly 
Por favor ¿me pasa la manguera? ... por su cara yo sé lo que le va a pasar algún día usted estará casada y en algún momento su marido se cansará ellos siempre se cansan cansado no me gusta este puchero yo a este guiso no lo como y conocerá a una mocosa con unas tetas así de grandes y cuando menos lo quiera lo va a encontrar amachimbrado a esa mujer como un perro rabioso  enfurecido y usted   no sabrá   qué hacer y se pondrá a llorar la llorona van a decir y él le dirá lo más fresco ¿pero qué te pasa? qué te pasa te digo atontada atolondrada ahuevonada y bla bla bla bla y tirará una trompada a la pared y una sin querer la va a ligar usted Nelita y así un día encima de una otro día encima de otra y todos los días las piñas para mi mujercita y usted ¿qué va a hacer? ¿eh? ¿eh? ¿sabe qué? usted no va a hacer nada Nelita no va a decir nada se va a pasear por la calle escondiendo su cara reventada ¡ay pobrecita la marmota! va a decir la gente cuando en realidad lo que tiene que hacer usted es darle poco poco de lo que él quiere ¿me comprende? lo mínimo poca cosa digo si quiere un beso un piquito basta si quiere una tocadita de culo lo apartamos suavemente y si se queda alzado después del acto amoroso que se conforme con eso y si no que vaya a la puta que lo parió y si un día se le va la mano agarramos el cuchillo el tenedor las tijeras y se la hundimos en la carne sin mucho daño así en la superficie para que entienda me sigue en la mano en el muslo si quiere que haga todo lo que se le pide andá a comprar el pan y el vino papito y arreglá el techo que se llueve y sacame turno al cuafer al médico al verdulero al carnicero que sepa que no estamos para bromas no señor somas señoras señoras si señor señoras me sigue ¿me pasa la manguera? usted me da miedo con esa cara de zonza y dígame ¿me entiende? ¿entiende lo que ... ... ... ... ... ...

LEER TEXTO COMPLETO CLIC AQUÍ

PAGINA PRINCIPAL el momo poesía

PAGINA PRINCIPAL el ojo del sur
EL MOMO NOTICIAS

EL MOMO VIDEOS